Cuidados de la Cesárea

Un alumbramiento por cesárea requiere unos cuidados posteriores que no exige un parto vaginal. La recuperación por cesárea es más lenta y provoca que la mujer permanezca 3-5 días en el hospital, en vez de los 2-3 días del alumbramiento normal.

 

Cuidados de la cesarea en el hospital:

La mujer debe permanecer en su habitación en reposo. En las 24 primeras horas, se mantendrán los catéteres para la administración de sueros y medicación e incluso la sonda vesical. Una vez retirada la sonda, se debe tratar de orinar pues ayudará a que el útero regrese a su estado normal. Si resulta molesto orinar, se tiene que verter un vaso de agua tibia por el pubis para facilitar la micción.

 

A continuación, hay que incorporarse y realizar cortos paseos por el hospital. Asimismo, se podrá dar de pecho al bebé si bien habrá que buscar la mejor postura pues la cicatriz de la cesárea puede doler.

Una vez que el doctor vea que la mujer está recuperada de la cesárea, le dará el alta y podrá irse a su domicilio donde seguirá recuperándose.

 

Cuidados de la cesarea en la casa:

La madre deberá realizar una actividad leve. Se tiene que permanecer en reposo, si bien no absoluto. La incisión molestará y los músculos abdominales todavía estarán debilitados por la cirugía. Debido a este motivo, durante las dos primeras semanas, se debe limitar la subida de escaleras, evitar las labores domésticas, no realizar ejercicios físicos, levantar mucho peso, conducir, y completar cualquier tipo de actividad que requiera un esfuerzo excesivo. Asimismo, conviene dormir una siesta al día y vigilar las posturas del cuerpo al dormir. También se recomienda esperar unos dos meses antes de volver a tener relaciones sexuales.

 

Por otro lado, se recomienda consultar al médico en los casos siguientes:

-Más de 38 grados de fiebre

-Haber sufrido dolores de cabeza durante el parto y no haber remitido

 -Sentir dolor repentino o fuerte escozor en la zona abdominal

-La cicatriz sangre o supure

-Escozor o sangrado durante la micción

-Síntomas de infección en el pecho

-La parte inferior de la pierna se hincha y duele

-Hemorragia vaginal abundante y con mal olor en unas dos horas

 

Por último, hay que realizar una serie de ejercicios para estimular la circulación, cuidar con esmero la cicatriz, llevar a cabo una alimentación rica y equilibrada, y, por supuesto, contar con la ayuda de la pareja en todo momento.

 




Categorías a las que pertenece: Cuidados Paliativos


Otros artículos:

Cuidados de la Biopsia Renal

Cuidados de la Cirugía de Laringe

Cuidados de la Cistectomía

Cuidados de la Colecistectomía Abierta

Cuidados de la Colecistectomía Laparoscópica

Cuidados de la Demencia y Enfermedad de Alzheimer

Cuidados del Cateterismo Cardíaco

Cuidados del paciente con historia de Neoplasia



Comentarios publicados en Cuidados de la Cesárea:

No hay ningún comentario para este artículo. Puedes ser el primero en escribir un comentario en este apartado.


Escribe un comentario en Cuidados de la Cesárea :