Cuidados del Asma Bronquial

El asma bronquial consiste en una inflamación de los bronquios, parte del sistema respiratorio  encargados de llevar el aire a los pulmones. Esta inflamación produce que los conductos se vuelvan más sensibles y respondan a esta situación con un estrechamiento de las vías produciendo sensaciones de ahogo o presión en el pecho, así como toses y la realización de una especie de pitos al respirar por parte del afectado. Sin duda es una de las variaciones del asma que requieren de un mayor cuidado por parte del personal sanitario de los centros médicos.

 

El cuidado del asma bronquial tiene dos tipos de tratamientos debido a que se actúa de una manera diferente si lo que se quiere es prevenir los síntomas o actuar contra un ataque ya producido. Un tratamiento preventivo se lleva a cabo mediante antiinflamatorios que ayudan a prevenir o reducir la inflamación y la congestión disminuyendo la hipersensibilidad y previniendo los ataques, de modo que se debe tener en cuenta que este tratamiento no detiene un ataque ya comenzado. Existen dos tipos de medicamentos preventivos: los corticoesteroides, que mayoritariamente son inhalados aunque también pueden darse casos en los que sean de ingesta a través de pastillas o incluso jarabes, que protegen las vías respiratorias o los no esteroides, administrados por inhalación, que previenen los ataques derivados por un exceso de esfuerzo físico.

 

Por contra, si el ataque de asma bronquial ya se ha producido se deberá optar por un tratamiento sintomático mediante broncodilatadores que se encargan de la relajación muscular cercanas a las vías respiratorias ensanchándolas para propiciar una mejor actuación del acto respiratorio. Al igual que en el tratamiento preventivo existen dos tipos: los que realizan una acción rápida, administrados mediante inhalación, cuya labor es abrir las vías lo más rápidamente posible para facilitar la respiración y así detener el ataque o los de acción prolongada, normalmente inhalados aunque también se pueden encontrar de administración oral, que son más lentos en su actuación ante el problema pero que sus efectos son mucho más duraderos en el tiempo.

 

Los pacientes de asma bronquial deben tener cuidado con la prevención de elementos de su entorno que pueden enturbiar su vida cotidiana debido a que elementos como el polvo o el polen pueden producirle ataques en el caso de que sean sensibles a éstos; del mismo modo, se debe tener precaución con algunos medicamentos o estar en contacto con algunos animales domésticos, entre otras circunstancias. Todas estas consideraciones deberán ser consultadas con el médico quien facilitará una relación de elementos a evitar según el caso de cada persona. 

 

En general todos los que sufren este problema deben seguir las recomendaciones generales para problemas respiratorios que pueden aparecer, como son llevar una vida sana, evitar el consumo de tabaco, protección en caso de vivir en zonas muy contaminadas, etc.



Categorías a las que pertenece: Cuidados Paliativos


Otros artículos:

Cuidados de la Apendicetomía en niños

Cuidados de la Artritis Reumatoide

Cuidados de la Artritis Reumatoide

Cuidados de la Artroplastia de Cadera

Cuidados de la Biopsia de Mamas

Cuidados de la Demencia y Enfermedad de Alzheimer

Cuidados del paciente con historia de Neoplasia



Comentarios publicados en Cuidados del Asma Bronquial:


Escrito por mapi rojas el 04/06/2013

si tienes asma no importa sigue adelante no te quedes atras has todo lo posible por conseguir lo q quieres no te quedes atras tienes q decir:

YO PUEDO......


=) =) =)

 


Escribe un comentario en Cuidados del Asma Bronquial :


AulaEnfermería.Org

Auxiliar de Enfermería Ver todas las categorías

Secciones de Cuidados del Asma Bronquial

Cuidados Paliativos

Contenido de AulaEnfermería.Org

Cursos Oficiales Masters EnfermeriaOtros cursos de EnfermeriaTrabajo enfermeria